AGROLAB Group

Your labs. Your service.

Los antioxidantes son los encargados de equilibrar la concentración de los radicales libres. Protegen al cuerpo del estrés oxidativo, evitando así el daño a una amplia gama de estructuras celulares incluyendo lípidos, proteínas y ADN. La pérdida de este equilibrio acelera la formación de los radicales libres y provocan su acumulación produciendo una oxidación prematura y un envejecimiento acelerado.

Los alimentos ricos en antioxidantes son indispensables para combatir el envejecimiento. Estos contienen vitaminas A, E, C, minerales como el selenio y zinc, y otras sustancias como los flavonoides, carotenoides o el ácido alfalipoico. Los mejores alimentos nutritivos contra el envejecimiento son nueces, verduras y frutas, pescado y aceite de oliva, entre otros.

Los antioxidantes alimentarios son un tipo de aditivos que se añaden a los alimentos para que estos no pierdan, con el tiempo, su sabor y color. Con los antioxidantes alimentarios también se consigue que las vitaminas, aminoácidos y otros nutrientes se mantengan más tiempo sin degradarse o perder propiedades.

Los antioxidantes más utilizados en la UE por la industria alimentaria son:

Ácido ascórbico (E-300 – E-302). Es la vitamina C y se suele añadir a mermeladas, refrescos, embutidos, etc. Evita el oscurecimiento de la fruta troceada y la corrosión de los envases metálicos. Inhibe la formación de nitrosaminas

Tocoferoles (E-306 – E-309). Se obtienen de la vitamina E. Se pueden obtener del germen de trigo, frutos secos y aceites de girasol, maíz, etc. Se suelen utilizar, principalmente, para conservar margarinas, aceites vegetales, etc. Son de gran ayuda para que no se enrancien y cambien de color.

Galatos (E-310 – E-312). Se utilizan, sobre todo, en la conservación de margarinas y aceites vegetales. Se utilizan para prevenir la degradación oxidativa de lípidos.

BHA (butilhidroxianisol, E-320) y BHT (butilhidroxitolueno, E-321). Se utilizan para proteger las grasas utilizadas en repostería, fabricación de galletas, sopas deshidratadas, etc. Utilizados de forma combinada potencian sus efectos antioxidantes.

TBHQ (Terbutil Hidroquinona, E-319). Es muy eficaz como antioxidante, en los alimentos se utiliza como conservante para aceites vegetales y grasas animales no saturadas.

 

Author: Isabel Gomez


Actualidades